¿Y DONDE TENDRE A MI BEBE?

¿Y DONDE TENDRE A MI BEBE?

Esta es la pregunta que la mayor parte de las parejas se hacen cuando se acerca la fecha probable del parto. Si bien las recomendaciones y orientaciones serán muchas y múltiples ya que todos a su alrededor muy probablemente lo harán de buena fe, a continuación presentamos a ustedes un compendio de las características básicas para escojan la que más se adapte a sus necesidades y gustos.

  1. En nuestro país, cuando la futura madre inicia su labor de parto primero va a la sala de labor, de allí pasará al área de expulsivo para tener a su bebé y luego del parto se recuperará en su habitación; el (la) recién nacido(a) irá a neonatología (cuarto de niños). Veamos en detalle cada una de ellas:
    Sala de labor: Es la habitación en donde (como su nombre lo indica) usted estará durante la labor de parto o periodo que transcurre desde que inicia las contracciones hasta que esté a punto de tener a su bebé y que puede durar varias horas (en ocasiones hasta 12). Aquí la enfermera la preparará según las indicaciones de su médico de cabecera, siendo las más comunes rasurado de el área genital, enema (para evitar que al momento de tener a su bebé este se contamine), y probablemente también se le canalizará una vena para iniciar una venoclisis. Recomendamos que sea un área privada e independiente, con servicio higiénico incluido, de tamaño apropiado para movilizarse y accesible para que los familiares puedan acompañarla y apoyarla, la cama de labor debe ser de última generación, preferiblemente con capacidad de transformarse en cama de partos en caso de que tenga que tener su bebé allí. Es importante además que tenga su propio monitor fetal, estar adyacente al área de expulsivo y que la estación de enfermería tenga en todo momento acceso directo a usted.
  2. Expulsivo: Llegó el momento de la verdad, cuando es inminente el parto y usted es trasladada aquí para tener a su bebé. Puede durar de minutos a (generalmente) no más de una hora. Serán los minutos más duros de su vida en los que usted hará su mejor esfuerzo para finalmente “dar a luz”. Como dijimos anteriormente debe estar “al lado” del área de labor, ser amplio para facilitar la movilización de todo el personal involucrado en el parto y acondicionado para cualquier imprevisto con usted o su bebé. Esto incluye cama de partos de última generación que le permita pujar para su bebé en las mejores condiciones posibles, iluminación adecuada, resucitadora de bebés con todos los aditamentos necesarios en caso de complicaciones para su bebé y capacidad de atenderla igualmente a usted.
  3. Habitación: Finalmente usted ha culminado todos esos meses de preparación y logró dar a luz a su bebé, necesita poder descansar y prepararse para el resto de su vida como madre (recuerde, es un trabajo de toda la vida, si no pregúntele a la suya!). Se merece una habitación acogedora, confortable, adecuada para su recuperación, con su propio baño, cama de hospital de primera, sofá cama o similar por si desea que la acompañen esa noche y también poder recibir sus visitas. Por supuesto usted querrá que esté en la misma ala del cuarto de niños para estar lo más cerca posible de su bebé.
  4. Neonatología o Cuarto de Niños: Generalmente no tomada en cuenta, es sin embargo la que tiene que tener características especiales, pues si bien la mayor parte de los partos ya sean vaginales o por cesárea estarán en unas pocas horas con sus madres, otros necesitarán de cuidados especiales por complicaciones previas o inesperadas. Es aquí donde está la diferencia en los hospitales que cuenten con cuidados intensivos neonatales de primer nivel. Esto significa poder proveer a el recién nacido con problemas de todos los cuidados necesarios para salvar su vida con calidad futura en casos extremos, debe contar con equipo y tecnología de punta y por supuesto muy importante con servicio de enfermeras neonatales de cuidados intensivos las 24 horas al día.
  5. Queremos añadir otras recomendaciones prácticas pero también importantes. Verifique que el hospital que usted escogió esté en la red de su seguro médico si lo tiene. Si va a escoger planes “paquete” pida un detalle de lo que incluye para que al final la cuenta no la sorprenda. Verifique que las enfermeras sean obstetras, ya que estas le ofrecerán un cuidado más especializado, de igual manera que el cuarto de niños sea manejado exclusivamente con enfermeras neonatales (especializadas en recién nacidos). Coordine con su médico el hospital, recomendamos que prefiera el hospital donde esté su consultorio pues así el acceso a usted antes, durante y después de la labor y parto, será expedito. Imagínese que usted se sienta mal luego del parto y su médico tenga que cruzar media ciudad para atenderla!

Nuestra ciudad cuenta con excelentes centros para la atención de este momento tan importante de su vida, todos tienen ventajas y algunas desventajas, sin embargo, el mejor será aquel que más fácilmente se adecue a sus necesidades.

Close Menu